21/10/2018

La llama olímpica brilla por primera vez en Buenos Aires por los Juegos de la Juventud

El pasado Domingo 07

La llama olímpica brilla por primera vez en Buenos Aires por los Juegos de la Juventud

Las competiciones olímpicas para adolescentes de 15 a 18 años quedaron inauguradas tras un espectáculo frente al tradicional Obelisco.

Las competiciones olímpicas para adolescentes de 15 a 18 años quedaron inauguradas tras un espectáculo frente al tradicional Obelisco.

Buenos Aires -

El fuego del pebetero olímpico resplandece por primera vez en Argentina desde este sábado, tras ser inaugurados los III Juegos de la Juventud Buenos Aires-2018.

Las competiciones olímpicas para adolescentes de 15 a 18 años quedaron inauguradas tras un espectáculo de luces, acrobacia aérea y danza de tango ante una multitud frente al tradicional Obelisco de la capital argentina.

"Iniciemos los Juegos", exhortó desde el palco Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) y le dio la palabra al presidente argentino, Mauricio Macri, quien declaró formalmente abiertas las competiciones.

El pebetero fue encendido por dos medallistas olímpicos de oro por Argentina, la judoca Paula Pareto y el velista Santiago Lange, ambos triunfadores en los Juegos de Río de Janeiro-2016.

"Estamos unidos por los valores olímpicos", dijo Bach, tras una ceremonia que dejó sin aliento al público por las escaladas al Obelisco de los artistas de Fuerza Bruta, célebre conjunto de acróbatas al compás de música étnica y al ritmo de proyecciones lumínicas.

Junto a Bach en el palco se ubicó el atleta senegalés Amadou Ndiaye, en cuyo país se realizará la IV edición de los juegos dentro de cuatro años.

"Estos son los primeros juegos olímpicos en Argentina, con una fiesta inaugural por primera vez fuera de un estadio y gratuita. Y se consagra la igualdad de género", dijo el presidente del comité organizador, Gerardo Werthein.

Bach pronunció un emotivo saludo a los invitados especiales, "los Jabalíes Salvajes de Tailandia", los adolescentes rescatados de una cueva de su país entre junio y julio pasados.

En ese momento, los reflectores iluminaron en una tribuna a los 12 miembros del equipo, que agradecieron con las manos juntas en ritual religioso. Una ovación premió a los muchachos, que se alojarán en la villa olímpica.

Más de 250.000 personas, según los organizadores, se desplegaron sobre la céntrica avenida 9 de julio.

Las pruebas de 32 deportes se prolongarán del 7 al 18 de octubre, con unos 4.000 atletas adolescentes de 206 países.

Los artistas de Fuerza Bruta simularon ser competidores de atletismo, ciclismo, remo o patín que subían y bajaban por las paredes del Obelisco, de 34 metros de altura, sostenidos por arneses y poleas.

Show y deporte 

Un asistente brasileño de Minas Gerais estaba fascinado con la fiesta. "Estamos como turistas y esperábamos ver esta ceremonia. Me gusta el fútbol, el voley y cualquier deporte colectivo", dijo a la AFP Gilmar Ferreyra, de 37 años, diseñador de proyectos en telefonía.

Argentina intentó en vano cuatro veces ser una sede olímpica en el pasado. Logró ganar la votación en 2013 con mejor situación económica, pero ahora está "atravesando momentos difíciles", según admitió Bach en su discurso. La economía argentina caerá este año 2,4%, admitió el gobierno.

"Nos llamó mucho la atención la organización y bonito espectáculo. Me gusta el atletismo", dijo a la AFP Alexis Martínez, de 41 años, de profesión técnico informático.

China y Rusia han sido los que cosecharon mayor cantidad de medallas de oro en las dos ediciones anteriores de los juegos en Singapur y en China. Entre las nuevas disciplinas de esta versión, se incorporan tres que debutarán en los juegos de verano Tokio-2020: ciclismo BMX freestyle, escalada y karate.

"Sé poco de deportes. Es lindo el salto en alto, pero me gustó ver a los atletas de mi país", dijo a la AFP la brasileña Alisi Barreto, de 33 años, empleada administrativa en un hospital.

Más de 600.000 personas han logrado pases gratuitos para ver cuánta competición prefieran en varios parques olímpicos de la ciudad.

"Me gusta la natación y ver a la nueva generación de deportistas venezolanos. Solo que aún no hemos conseguido los pases para las sedes", afirmó a la AFP Ronald Ramírez, de 41 años, otro técnico en computación. (D)

Ver noticia en El Universo

Temas Relacionados: