15/11/2018

‘Mono’ Navarro Montoya: "River va a notar más la ausencia de Ponzio que de Gallardo"

Viernes pasado

‘Mono’ Navarro Montoya:

El ex portero de Boca Juniors explica las claves del enfrentamiento entre vecinos que definirá al campeón de la Copa Libertadores

El ex portero de Boca Juniors explica las claves del enfrentamiento entre vecinos que definirá al campeón de la Copa Libertadores

Desde la experiencia que le dan sus 44 Superclásicos como jugador, el ex guardameta de Boca Juniors Carlos Navarro Montoya aguarda emocionado una final de la Copa Libertadores que "le viene muy bien al fútbol argentino", no encuentra un favorito claro y asegura que River notará más la ausencia de Leo Ponzio que la de su entrenador, Marcelo Gallardo, que verá el encuentro desde el palco por sanción.

En conversación telefónica con la Agencia Efe desde Buenos Aires, donde comentará para la FOX los dos partidos, Navarro Montoya explica las claves de un enfrentamiento entre los dos gigantes argentinos que no solo desborda lo deportivo, sino que también emociona al resto del mundo.

AFP

Navarro Montoya y Martín Palermo. (Foto: AFP)

- Llega el Superclásico Boca-River, que nunca se habían enfrentado en una final de Copa libertadores. ¿Cómo se le puede describir, a la altura de un Madrid-Barça en una final de Champions? ¿Cómo está Buenos Aires?

Hubo que esperar 57 años para que una final de Copa Libertadores fuera un clásico. La analogía es correcta, tiene la trascendencia de un Barça-Real Madrid de final de Champions. Cada vez que juega el Boca-River los estadios se llenan porque es el evento cultural más importante y que más nos representa, y tiene una trascendencia enorme.

Es un placer estar viviendo todo esto, porque le viene muy bien al fútbol argentino. Es la primera vez que se da un puñetazo internacional encima de la mesa y se dice 'aquí está el River-Boca, aquí está el fútbol argentino'. Es de una gran trascendencia porque esos dos grandes clubes rompen esa barrera nacional y se transforman en internacionales. Como se puede ver por la demanda de medios de todo el mundo.

- Para Andrés Calamaro, según dijo a Efe, la final es "tan importante como el hundimiento del Titanic", ¿Ha adquirido una dimensión en Argentina que se puede comparar a la de los dos Mundiales conquistados?

No va a ser similar, porque los mundiales de fútbol que ganó Argentina reunían a todos los hinchas del fútbol argentino, y esto solo tiene que ver con Boca y con Ríver. Pero lo que sí creo es que para sus aficiones es un evento sin igual, porque los enfrenta, los hace competir por el mismo trofeo, y el ganador de esta Copa Libertadores va a levantar un trofeo que va a tener una importancia que otras copas Libertadores o Intercontinentales no han tenido, porque se están enfrentando al rival de toda la vida.

- ¿Se puede hablar de un favorito?

Me cuesta encontrar un favorito. Llegan con una paridad llamativa. Cada uno tiene matices y estilos diferentes, pero los dos están en un buen momento de forma como para ganar la copa Libertadores.

- Está la gloria de ganar al máximo rival, pero también el temor a perder. ¿Cree que ese miedo puede condicionar la final?

Eso creo que tiene que ver más con cómo vivimos los argentinos el fútbol. A la hora de imaginarnos un final, imaginamos el peor escenario. En cuanto a los futbolistas, queremos lo mejor, pero tenemos temores, es algo muy humano, no somos máquinas. Todos, no obstante, soñamos con lo mismo la noche anterior, con ser la figura del partido, porque la recompensa por el triunfo es muy grande.

- ¿Y cómo visualiza ese primer partido en La Bombonera?

En Boca se está hablando de la posibilidad de que jueguen con dos centrodelanteros, con Benedetto y Wanchope Ábila juntos, lo que llevaría a Guillermo (Barros Schelotto) a plantear un partido ofensivo, porque igualaría con Pavón por derecha a los defensores de River. Jugarían permanentemente un 4 versus 4, lo que obligaría a River, que tiene una baja de un jugador vital como es Ponzio, a tener que ocupar posiciones demasiado retrasadas.

River tiene la duda de cómo reemplazar a Ponzio. El medio campo de River es muy combinativo. Tal vez sumen a Martinez, Nacho Fernández, Exequiel Palacios... Tal vez Pity Martínez como un enlace o segundo delantero.

- Ha nombrado a Exequiel Palacios, un futurible jugador del Real Madrid. ¿Está preparado para dar el salto a Europa?

Exequiel es un futbolista notable. No es el sustituto natural de Ponzio, porque es más ofensivo, llega más al área... Los saltos a Europa tienen que ver también con una madurez no solo del futbolista sino también de la persona, y esos cambios llevan tiempo, que son los lógicos del crecimiento y la maduración. Pero tiene todas las condiciones para triunfar en el fútbol europeo.

- Usted mantuvo la meta de Boca imbatida durante 824 minutos. ¿Cómo ve la importancia que tendrán los arqueros en la final?

La actuación de los arqueros va a ser vital. A partir de la actuación de los arqueros se va a explicar el triunfo de uno de los dos equipos. En estos partidos el juego se piensa y se lleva a cabo en el medio campo, pero siempre los partidos se deciden en las áreas, y el arquero y la línea defensiva van a ser clave para sostener al equipo que vaya a hacerse con la Copa libertadores.

- En ese sentido, ¿Agustín Rossi, con 23 años, puede sentir el peso de la responsabilidad?, usted debutó en un Superclásico con 22 años, hace 30 años...

Yo debuté en un Boca-River. Agustín ya lleva dos años jugando en Boca, pero en los últimos partidos ha mostrado seguridad, y eso es muy importante para un arquero de un equipo grande. No solo Agustín, todos los futbolistas deben entender que son privilegiados no solo por la posibilidad de jugar un Boca-River, sino también por jugar una final de Copa Libertadores.

- Hay dos características que diferencian a esta final; no habrá afición rival y se usará el VAR. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Lamentablemente, la idea de que para este partido hubiera visitantes fue imposible de implementar porque la capacidad de ambos estadios es menor a la cantidad de socios que tiene cada club. Boca tiene 120.000 socios y el estadio tiene capacidad para 50.000, y River parecido, su capacidad es 80.000. La asistencia del público visitante hubiera significado que muchos socios con derecho a ver el espectáculo no hubieran ido.

Y respecto al VAR, personalmente, soy adepto a que se utilice la tecnología para mejorar y hacer más justo el fútbol. El VAR es una herramienta que tiene la ayuda de la tecnología, pero en cuanto a decisión es 100% humana. Entonces, como tal es falible y más cuando hablamos de jugadas opinables en las que no nos ponemos de acuerdo. La decisión final la toma un asistente, una persona.

- ¿Qué importancia le da a la ausencia de Marcelo Gallardo?

Soy entrenador y sé lo importante que es, pero en los últimos tiempos ha habido una sobrevaloración de la importancia del entrenador, sobre todo a la hora de jugarse un partido. Marcelo ha sido vital para River porque le ha dado su impronta, su estilo, es un líder indiscutible. Pero a mí me parece que cuando empieza a rodar el balón son mucho más importantes los futbolistas, y River va a sentir mucho más la ausencia de (Leonardo) Ponzio que la de Gallardo.

- Y como premio especial, al ganador le aguarda el Mundial de Clubes, donde quizá dispute la final con el Real Madrid...

Eso también le da una importancia vital, sin duda. Para los equipos de América la importancia de la Copa Intercontinental es muy grande, similar a como es para los europeos la Champions. Da la posibilidad de jugar un torneo que genera muchísima expectativa en los equipos y aficionados de Argentina y del fútbol de América.

(EFE)

Ver noticia en El Comercio: DT

Temas Relacionados: