20/01/2019

Mundial de handball de puntos

El pasado Viernes 11

Mundial de handball de puntos

A Los Gladiadores siempre hay que ponerles una fichita. Sin embargo, factores externos, en la previa, generan que el globo se desinfle y el seleccionado parta con las apuestas en contra. 

A Los Gladiadores siempre hay que ponerles una fichita. Sin embargo, factores externos, en la previa, generan que el globo se desinfle y el seleccionado parta con las apuestas en contra. 

El handball goza de un privilegio que no existe en los otros deportes masivos de conjunto:los mundiales de mayores se disputan cada dos años y hay revancha casi inmediata ante una mala performance o racha. Imagínense si así sucediera con el de fútbol: se hubiese jugado en el 2000 o 2004... Lástima que es cada cuatro.

A Los Gladiadores siempre hay que ponerles una fichita. Desde el 2001 que vienen cambiando la historia con una camada (Gull, Viscovich, Molina, Canzoniero) que ahora mira por TV a quienes los sucedieron con mismo o mayor éxito. Sin embargo, por hache o por be, como coincide el capitán Carou en la página 26, para lograr hazañas les faltó un pasito o suerte.

Hoy comienza un nuevo Mundial, en Alemania y Dinamarca, y debería renovarse la ilusión. Sin embargo, factores externos, en la previa, generan que el globo se desinfle y el seleccionado parta con las apuestas en contra. Nada menos, por lesión faltan Diego Simonet y Federico Pizarro, los caminos al gol más claros, los jugadores más desequilibrantes. El Messi y el Agüero. El Chino Simonet salió campeón de la Champions con el Montpellier y fue elegido mejor jugador. ¿Alcanza?

Antes de que esta página sea inmediato alimento del fuego bajo el carbón, les avisamos a los lectores fanáticos del handball que, igualmente, por su experiencia y carácter, seguimos poniendo alguna ficha. Están Pablo y Sebastián Simonet, el citado Carou, el arquerazo Schulz y Cía. Esta vez, luego de la exitosa era Gallardo (Dady, también de River), al equipo lo dirige una eminencia, el español Manolo Cadenas, que hasta la última gota de jugo sabrá exprimir.

Y si no es ahora, será en los Panamericanos de Lima, este año, en el -se supone- mano a mano con Brasil por el pasaje a los JJ.OO. Con todos enteritos, si puede ser. Este equipo se merece una oportunidad para escribir su gran historia.

Ver noticia en Olé

Temas Relacionados: