21/04/2024

Alejandro Balbi a Referí: "Que Nacional tenga chances de llegar al Mundial de Clubes te eriza la piel"

Hace 4 meses

Alejandro Balbi a Referí:

Alejandro Balbi a Referí: "Que Nacional tenga chances de llegar al Mundial de Clubes te eriza la piel"

Alejandro Balbi a Referí: "Que Nacional tenga chances de llegar al Mundial de Clubes te eriza la piel"

El presidente de Nacional, Alejandro Balbi, brindó una entrevista a Referí en la que abordó todos los temas: lo que dejó 2023, la proyección a 2024, lo que descubrió en Álvaro Recoba entrenador, cómo fueron las charlas con Sebastián Eguren, el vínculo con Ignacio Ruglio y Peñarol, y cómo sigue el ranking que le puede permitir a los tricolores clasificar al Mundial de Clubes del próximo año.

Como presidente de Nacional, ¿qué te dejó este 2023 desde el punto de vista deportivo?

Lo mismo que al hincha, que no tuvimos un año bueno. Cuando no salís campeón uruguayo y no pudiste estar en la definición, no podés decir otra cosa que el año fue malo. Esa es la realidad. Fue negativo más allá del oasis de nuestra participación en la Copa Libertadores, en donde terminamos perdiendo por penales con uno de los finalistas. Si hurgás un poco más, con el reglamento de Conmebol del año pasado hubiéramos clasificado por el gol de visitante, pero eso suena a excusa y nosotros lo menos queremos encontrar en este año malo son excusas.

¿Qué evaluación hicieron y qué piezas deben cambiar para el año próximo?

Cometimos errores, como en la elección de los entrenadores, porque cambiamos dos veces en el año. En otras ocasiones nos había funcionado, pero este año nos salió mal. Tenemos que mejorar la puntería en cuanto a las contrataciones, aunque en este caso me pongo a analizar uno a uno los refuerzos y creo que los que no estuvieron a la altura fueron los jugadores que ya estaban y no los que vinieron.

Balbi en la presentación de Mauricio Pereyra

“Lo de Mauricio Pereyra era prioritario. Por suerte, gracias a la voluntad de Mauricio se pudo hacer rápido y bien, y el 5 de enero va estar en Los Céspedes”

En los primeros años del 2000 y durante parte de la década pasada, Nacional afirmó su identidad en la cantera, en los jugadores del club, un aspecto que se fue diluyendo. ¿Cómo te imaginás la identidad del fútbol de Nacional en los próximos años? Porque hoy estás construyendo el Nacional del futuro, ahora bajo el proyecto de Fernando Curutchet.

Esos trabajos son a largo plazo. Curutchet está en el club desde hace tres años y realiza un gran trabajo. De seis categorías de juveniles este año ganamos tres títulos y siempre está en la mesa esa vieja discusión de si preferís salir campeón o formar jugadores para el plantel principal. Yo me inclino por la segunda, pero también la primera es importante y no quiero que se entienda como una contradicción, sino porque eso te permite crear jugadores ganadores. Para un equipo grande como Nacional es importantísimo. ¿Sabés que fue lo que más me sedujo de Seba Eguren cuando lo fui a buscar? Que él, al igual que Recoba tienen la idea de jugar con más futbolistas de la casa.

Lo que nos pasó en los últimos años fue que sacamos más defensores que delanteros, y lo que se cotiza más en el mundo son delantero. Tampoco ocurrió que nos faltaran en ese sector del campo, porque teníamos jugadores muy buenos como Satriano, que se nos fue con 18 años porque su representante no quiso renovar el contrato y era un jugador que seguramente hubiera jugado en el primero de Nacional sin problemas porque ya estuvo convocado en la selección y ya jugó en Europa. En todo este tiempo sacamos muy buenos zagueros como Joaquín Sosa, Marichal, Laborda, Mathías Viña, que fue la mejor venta de los últimos años de Nacional y del fútbol uruguayo, Orihuela que fue vendido al grupo City, Santiago Rodríguez un delantero que hoy juega en la MLS. Tampoco se puede decir que en los últimos años no sacaste nada, podrías decir que no lograste jugadores con todo el brillo de décadas anteriores pero seguís lanzando jugadores al mercado. Ahora sí, lo que debemos apostar, como decían Eguren y el Chino, es a tratar de jugar con la mayor cantidad posible de juveniles porque hay jóvenes que ya están listos como Helguera, Chagas, Facundo De León, Luciano Inverso, tenemos el regreso de Antoni campeón mundial sub 20 con un muy buen año en Liverpool, y Renzo Sánchez y Fredy Martínez que están convocados por Bielsa a la selección preolímpica. Hay jugadores.

Balbi en el homenaje a Sergio Rochet

¿La identidad que buscan es reforzar la icónica frase del club “La cantera inagotable”, como estandarte para lo que viene?

Vos decís identidad, algo que comparto, y tengo que avanzar también hacia aspectos comerciales y sumar el término necesidad, porque lo que te equilibra el presupuesto son las transferencias y año a año tenés que recaudar una cantidad mínima por ese concepto. Ahora logramos las ventas de Fagúndez y Cándido, pero en cuanto sigas potenciando a tus jugadores de formativas los negocios van a ser más rentables.

Cómo hacés para equilibrar la presión que los hinchas le ponen a los juveniles cuando llegan a Primera y a veces a ese futbolista le faltaba un escalón en la maduración.

Siempre les digo a mis hijos y a mis amigos, y esto lo expreso con todo el respeto del mundo, que no es lo mismo jugar en Defensor, en Liverpool o en Danubio que hacerlo en Nacional, en Peñarol o en la selección. Se le exige más porque cuando el hincha no distingue si el jugador tiene 30 años o 19. Quiere que el que se pone la camiseta de Nacional juegue bien y como se vive en el mundo de hoy con las redes sociales, con la inmediatez, no existe paciencia. Es todo ya, ya, ya. Y te pongo un ejemplo: el otro día le hicimos un reconocimiento en un plan muy lindo que realizamos a través de la Fundación Nacional con los campeones del mundo, donde logramos una cantidad de beneficios para ellos, y Jorge Seré, que hizo uso de la palabra, puso en tela de juicio que si en 1988 hubieran existido las redes sociales tendría dudas acerca de si Nacional podría haber sido campeón de la Libertadores y del Mundo porque el club tenía importantes atrasados salariales. Además contó una anécdota, previo a un viaje para jugar en Colombia. Dijo que tuvieron que pasar a buscar al técnico Roberto Fleitas por su casa, en Belvedere, porque no quería ir por los atrasos. El ómnibus que salía para el aeropuerto arrancó de 8 de Octubre y tuvo que ir hasta su casa, y bajaron el Vasco Ostolaza y Hugo de León para convencerlo que viajara con la delegación. Si ocurriera eso hoy sería un escándalo, ¿o no?

Sin dudas.

Entonces, esa es la realidad. Hoy con la las redes sociales y la inmediatez y que el hincha es insaciable, parece que Nacional hiciera 10 años que no gana nada y quiero recordarle al hincha que de los últimos cinco Campeonatos Uruguayos, por establecer un número redondo, Nacional ganó tres, Peñarol uno y Liverpool uno ¡En cinco años! Y si vas más atrás, en este siglo Nacional salió más veces campeón que el resto de los equipos uruguayos juntos, incluido Peñarol. Entonces, acepto los cuestionamientos, tuvimos un año malo, pero contextualicemos todos los temas.

Alejandro Balbi en la presentación de Álvaro Recoba como entrenador

En esta globalización de la que hablás, el fútbol te pone por delante de la posibilidad de jugar el año próximo el Mudnial de Clubes, con premios millonarios. ¿Estás pendiente del ranking para ver las opciones de clasificar?

¡Obviamente! Hace 15 días estuve en el Mundial de Clubes invitado por FIFA, y que venga el Secretario General de FIFA y se siente a tomar un café, o que el propio Infantino te diga, ‘Vamos Nacional que tienen chance’, como el equipo con posibilidades de llegar al Mundial… que Nacional tenga chances de clasificar a esa gala de lujo que va a ser el próximo año en EEUU y con esos premios nos erizan la piel, ya nos pone en un cuadro de honor importantísimo. Por supuesto que nos focalizamos en eso, veo la tabla y sabemos que tenemos una buena opción de alcanzar a Olimpia, que justo no juega la Copa Libertadores en 2024. O que tenemos dos puntos abajo a Independiente del Valle. Y sabemos que si River argentino sale campeón tenemos más chances. Lo estamos visualizando. Y está buenísimo soñar. Lo saben Recoba, Eguren, Taramasco y todos los integrantes del club, pero esto es paso a paso. Primero tenemos que llegar a la fase de grupo y luego hacer una buena Copa como ya ocurrió este año.

¿Este escenario te hace pensar en abrir un poco más la billetera para reforzar al equipo en 2024?

El tema de la billetera es un lindo asunto a debatir porque a veces no es solo billetera, y tenés ejemplos cercanos en donde este año han abierto la billetera y no consiguieron nada. Esa es la realidad. Ni siquiera pudieron conseguir un Campeonato Uruguayo, que sabemos tiene un nivel mínimo, para definirlo de alguna manera. Con esto quiero decir que no siempre gastar más te asegura un resultado deportivo. Entiendo que no solo pasa por la billetera y te voy a compartir otro ejemplo: como presidente del club o como vice me ha tocado llamar a jugadores y a representantes y me han dicho que no les interesa venir a Uruguay. A veces no sé si es que nos mentimos, nos creamos falsas expectativas, decimos que Montevideo es lindo, que hay seguridad, que tenemos la rambla, que están Punta del Este y Colonia, y nos creemos que el fútbol uruguayo es apetecible, cuando en los hechos no es así. Entonces, dejan como segunda o tercera opción venir a Uruguay. Por eso me parece genial lo que el otro día me dijo Jorge Giordano, y que antes me había comentado Nacho Alonso cuando estuve a punto de integrar el actual ejecutivo como vicepresidente, que uno de los objetivos de Marcelo Bielsa también es meter mano en la liga uruguaya. Y que el nivel de competición mejore. No puede ser que tengamos partidos en los que se juegan menos de 20 minutos por tiempo. No puede ser que juguemos partidos con dos pelotas. ¡Así es imposible! Porque después, cuando vamos a jugar al exterior, nos cuesta porque los demás tienen otro ritmo.

Balbi en el último Mundial de Clubes en Arabia Saudita

¿Te ilusiona lo que pueda aportar Bielsa?

Por supuesto, porque hizo realidad con esta selección que juega de una manera como nunca había visto en mi vida. Tengo mucha fe que con la capacidad de Bielsa y Giordano ellos puedan imponerse y hacernos entender a los equipos del medio local que tenemos que empezar a jugar de otra manera, con más minutos de juego real, que el espectáculo sea más profesional, que las canchas estén impecables, porque eso es lo que nos va permitir tener la chance de competir de igual a igual cuando vayamos a los torneos internacionales. Después nos quejamos que quedamos eliminados en primera fase. ¿Vos te diste cuenta que en Uruguay clasifica el 50% a las copas de Conmebol y que allí hay buen dinero, que no ganás en el club en todo el año? Entonces, preparémonos para competir en ese tipo de torneos. ¿Y cómo nos vamos a preparar? Jugando mejor acá. Y cuando digo mejor no es jugando lindo, es jugando al fútbol, con más tiempo de juego, más intensidad, que sea todo más dinámico. Lo que vemos, y lo dice todo el mundo, cuando ponés en la televisión el fútbol uruguayo y cambiás para fútbol argentino te encontrás con que en el Nacional B juegan con más ritmo. Duele, pero es una realidad.

¿Por qué Sebastián Eguren fue elegido como Manager General?

Con Sebastián tengo una linda historia porque cuando lo trajimos la primera vez a Nacional, en una disputa con Peñarol, que ya tenía todo arreglado para ir a Los Aromos al otro día, fuimos con Daniel Carreño a la casa en la que vivía en el Prado y lo convencimos que no podía jugar en Peñarol, que viniera a Nacional. Ahí descubrí a un jugador distinto y a una persona con mucha cabeza. Después compartimos momentos en la selección y siempre veías que era un muchacho que se estaba preparando para el futuro. Se informaba de todo. Era y es un obsesivo del trabajo. Cuando en las últimas semanas fui a hablar con él, con quien tuvimos varias reuniones, me encontré con una persona muy preparada, con un caudal de información súper interesante, con los teléfonos de todo el mundo, que no necesita carta de presentación, y no es fácil encontrar un manager general que haya jugado en España, Noruega, Brasil, Argentina, Uruguay y en la selección de Tabárez. Es un lujo que tenemos que aprovechar, por suerte está con nosotros y se acopló de forma brillante al trabajo que veníamos haciendo.

¿Están hablando de un proyecto a cuatro años?

Sí. Debido a que nos queda un año de mandato le planteamos un contrato por una temporada, pero nos planteó que entendía que su proyecto de trabajo necesitaba un período más amplio y compartimos que era lo más razonable. Esto es un activo para el club y la próxima directiva también lo va a disfrutar, porque creo que es una persona que va a enriquecer muchas áreas y va a potenciar el crecimiento del club.

¿Qué fortalezas encontraste en Recoba como entrenador para confiarle el plantel para la temporada 2024?

El Chino me sorprendió, porque no lo había visto trabajar en cancha, no voy a las prácticas de Tercera aunque sí a los partidos, y me llamó la atención su forma de trabajar. El cambio casi instantáneo que hizo en el grupo, cuando llegó en un momento que no era ideal. Me encanta su forma de trabajar, moderna, agresiva, como le gusta al hincha de Nacional y, también, su forma de relacionarse con el grupo. Algunos de sus excompañeros de equipo los tiene como dirigidos y se plantó de una forma muy profesional, lo que le da un valor importante a su liderazgo. Me queda clarísimo que para muchos jugadores y sobre todo para los más jóvenes que les hable Recoba no es lo mismo que le hable cualquier otro entrenador.

José Decurnex habló de que Nacional tiene un pasivo de US$ 38 millones de pasivo, ¿te preocupa?

Me preocupa todo en Nacional, pero esta pregunta te la debo responder diciendo que estaba muchísimo más preocupado con el club que tomamos a fines de 2018 que el de hoy. En 2018 lo tomamos con un pasivo, en números, un poco menor que este, pero en los hechos teníamos un cuerpo técnico con seis meses de atraso, jugadores que reclamaban en la AUF, seis meses de atraso con el plantel principal, todo el dinero que habían invertido los palquistas para continuar con la obra del Parque lo habían gastado y no habían construido los palcos. Realmente estábamos al punto de la quiebra a fines de 2018.

Alejandro Balbi, presidente de Nacional

Recuerdo que Decurnex decía que si no fuera un club de fútbol sería una empresa técnicamente quebrada.

Sin dudas. Si no fuera un club de fútbol debíamos haber llamado a concordato, a concurso o directamente quiebra. Sin embargo, en ese momento nos pusimos de pie y como dice un dirigente: ‘A veces tenés que pagar los males del crecimiento’. Nacional creció muchísimo y buena parte de ese pasivo es porque creciste. Obviamente hay otro pasivo endémico, más ahora que tomás préstamos que no son adelantos de ingresos sino préstamos, que hay que devolver y estás tomando deuda. Es la realidad, pero a veces me río, porque el otro día que me tocó venir del interior después de las fiestas y me puse a escuchar la radio... ¿sabés que escuché a varios dirigentes de clubes hablando de distintos temas? Unos estaban contentos porque habían hecho un convenio con la UTU para que sus jugadores fueran a clase (en referencia a un acuerdo que firmó Liverpool), que es algo que Nacional ya tiene desde hace tres años y ahora empezamos los cursos de manager deportivo. Y otros hablaban de que había que integrar la sanidad en un lugar solo (es lo que plantea Peñarol) y Nacional lo tiene hace años. Entonces, ¿qué quiero decirte con esto? No me comparo con nadie, sino lo que estoy diciendo es que en muchos rubros Nacional está adelantado y esos rubros implican una cantidad de costos y gastos porque la infraestructura crece y también crece el personal. El Parque se agrandó, la ciudad deportiva también, ahora tenemos el club social. Por supuesto, como dice el hincha, esto es un club de fútbol y lo que nos cambia el temperamento a los hinchas no es si tenés 100 socios más en el club social, pero esto es lo que a la larga te va a permitir tener más estabilidad. Vos necesitás estar pensando siempre el club muchos años para adelante y es lo que estamos haciendo.

Ahora que cada vez más clubes apuestan por confiar sus instituciones a inversionistas, ¿imaginás a Nacional bajo gestión de una Sociedad Anónima Deportiva (SAD)?

No. Salvo que me equivoque abiertamente, no lo veo de ninguna manera, pero no solo en Uruguay, tampoco me imagino a Boca ni a River privatizados, ni a Peñarol. Para resolver un tema como esos es necesario llevarlo a una asamblea, y el hincha es muy pasional. El otro día me encontré con un expresidente de Racing y lo felicité por su club, y me dijo: ‘No sabés lo que me costó lograr la implementación de la SAD con Cavenaghi, y gané la votación por cuatro votos’. Estamos hablando de un club pequeño y por cuatro votos. ¡Imaginate plantearlo en Nacional!

“A los hinchas les pido que esperen con confianza y con ilusión, que ya estamos trabajando para 2024. Que tengan fe, que sigan yendo al Parque porque han demostrado una militancia y para mí hay que hacer un acto de reconocimiento al hincha que por más que no estábamos disputando los partidos definitorios siguió concurriendo al Parque, alentando, yendo al interior, a las canchas chicas, y es un reconocimiento al hincha de a pie que es al que más le cuesta, que confíe, que estamos trabajando y que de la mano del Chino seguramente conseguiremos cosas importantes el próximo año”

Está de moda la gestión José Luis Palma porque logró en un club uruguayo algo que no es común, ¿qué tomás y qué descartás de su gestión? O, ¿es más fácil dirigir un club que no tiene los mismos compromisos que Nacional y Peñarol?

La gran virtud de Palma fue que lo respaldara un estatuto para ser reelegido indefinidamente. No sé qué estatuto del mundo te permite eso. Podría haber seguido como vice, delegado o en cualquier otra función en el club, pero no hubiera sido lo mismo si no estuviera conduciendo al club como lo hace de una manera que todos sabemos casi unipersonal. Y le fue muy bien. En su momento formó jugadores, vendió muy bien y después tuvo la suerte de encontrar entrenadores muy buenos como Papa Pezzolano, Cuello, Méndez y ahora el Flaco Bava, que con Ferrín tuvieron una línea de trabajo y que tuvo como logro mayor haberle ganado nada más y nada menos que una final a un grande. Porque volvemos a lo del principio: Nacional jugó dos finales ante equipos chicos en los últimos cinco años y las ganó. Y hay otros que las perdieron. ¿Me explico? Y las finales son de locales y visitantes. Por eso vuelvo a que el  hincha debe hacer autocrítica que no está todo tan mal.

Volviendo a la pregunta, Palma puede trabajar en Liverpool con la tranquilidad de un equipo chico, y ahora trabaja desde la tranquilidad del éxito, pero hay cosas que en Liverpool podés hacer y en un club grande no. Tenés tiempos de espera que, por ejemplo en Nacional no es posible. Esa la realidad. Y acordate que hace ocho o nueve años se fue a la B y no pasó nada. Y te agrego un detalle más, todos sabemos que Liverpool sacó grandísimos jugadores y los vendió muy bien, pero mirá este otro detalle: de los 11 habituales titulares o de los que jugaron las finales con Peñarol, ¿cuántos son del club? Hacé cuentas… Britos no, Perdomo no, Izquierdo no, Antoni no, Samudio no, Meli no, Napoli no, Luciano Rodríguez no, Bentancour no, Thiago vecino no. Te quedan Pereira, Alan Medina y Barrios. Ahí te das cuenta de la paradoja de lo que es el fútbol, un equipo que trabaja bárbaro en formativas salió campeón del uruguayo con jugadores que no nacieron en el club. Eso es el fútbol.

Alejandro Balbi e Ignacio Ruglio

¿Cómo es el vínculo de Nacional con Peñarol? ¿Cómo debería ser?

Como siempre dijeron los grandes dirigentes que tuvo Nacional, tenemos que ser amigos afuera y enemigos cuando nos toca enfrentarnos. Con Nacho (Ruglio) tengo una muy buena relación. Quizás ahora estoy un poco en deuda, porque la última vez que hablamos quedé en invitarlo a comer. Él tuvo un buen gesto conmigo cuando hubo un momento en que Nacional no estaba bien y había ataques a través de redes en los que se sintió identificado, y me mandó un mensaje. Lo mismo le está pasando a él ahora porque perdió el Campeonato Uruguayo. Estos no son temas personales, son temas institucionales, y ojalá que nos tenga cerca. Siempre digo y no ahora sino cuando no era presidente, era vice de Fuentes, y se lo dije a Nacho, que él fue el que se alejó de nosotros. Fue él, no fuimos nosotros. Y Fuentes siempre decía eso mismo. Ahora, mi obligación como presidente del  club es estar más cerca y en los temas grandes estar juntos porque es cuando nos hacemos más fuertes. Adentro de la cancha le quiero ganar siempre.

  • Alejandro Balbi
  • Nacional

Ver noticia en Trending

Temas Relacionados: