26/10/2020

Leyendas coinciden: Clásico entre América y Chivas será frío y triste sin aficionados

Hace 1 meses

Leyendas coinciden: Clásico entre América y Chivas será frío y triste sin aficionados

Los futbolistas deberán superar la falta de apoyo o rechazo ante la ausencia de aficionados en las gradas, destacan las exfiguras.

Los futbolistas deberán superar la falta de apoyo o rechazo ante la ausencia de aficionados en las gradas, destacan las exfiguras.

Ex figuras como Enrique Borja, Alberto Guerra y Zully Ledesma coinciden que la falta de aficionados en el Clásico entre América y Chivas afectará a los jugadores

MÉXICO -- Para las leyendas del Clásico Nacional entre América y Chivas, el partido que en una nueva edición se disputará en el Estadio Azteca, será “triste y frío”, debido a que la pandemia de COVID-19 originará que se juegue sin público, tal como se han venido realizando todos los cotejos del Torneo Guardianes 2020 en la Liga MX.

ESPN Digital platicó con algunos de los personajes más representativos del duelo que ‘roba’ todas las miradas de los aficionados mexicanos y que se jugará el sábado a partir de las 9 de la noche. La mayoría coincide en que no es lo mismo jugar en un estadio abarrotado, donde incluso, la gente juega su propio ‘partido’ con sus cantos y sus gritos, que disputar un cotejo de tal envergadura en un inmueble vacío.

ALBERTO GUERRA

El extécnico de las Chivas, a las que llevó al campeonato en la Temporada 1986-87, soltó un sincero lamento: “Qué tristeza ver el partido sin gente, pero bueno, hay que adaptarse a esta ‘moda”.

Alberto Guerra aseguró que “los que más resienten jugar sin gente, son los futbolistas, porque no tendrán el reclamo, o el estímulo de la gente; eso sí influye”.

Sostuvo: “Creo que en este tipo de partidos, los futbolistas esperan como un factor natural que el estadio esté lleno y que las aficiones estén divididas en el apoyo. Cuando un equipo está causando un dominio, se siente también el apoyo para el equipo que va ganando. Hay que tener fuerza de voluntad y carácter para sobreponerse también a situaciones adversas y en eso, el público influye, claro que sí”.

Alberto Guerra fue sincero al manifestar, que “a mí no me gusta ver el futbol por ‘tele’; me invitan a verlo a un palco, y eso es lo que más extraño ahorita”.

CESILIO DE LOS SANTOS

El exdefensor del América, quien defendió la camiseta americanista de 1988 a 1994, no dudó al sostener: “Por supuesto que jugar sin gente le quita sabor al Clásico, pues el público es el número uno”.

“Este es un partido importante para el país, todo el mundo lo ve; es un juego donde se juntan las familias, los amigos, y por supuesto que le quita un sabor muy importante al partido. En México no hay otro Clásico que no sea el América-Chivas, por eso, jugarlo sin público, es muy pobre en ese sentido”.

“Cuando ves a la gente en el estadio, impresiona; más en un Clásico a donde van 70, 80, 90 mil personas. Entonces, por supuesto que es tal vez el ingrediente más importante, el ingrediente que todos los jugadores de los dos equipos esperan, que es ver un estadio lleno; un estadio como el Azteca, que impresiona. El sabor no es el mismo, pero hay que jugarlo y la intensidad seguramente va a ser la misma”.

En este aspecto, aseguró Cesilio de los Santos que a los protagonistas de este importante encuentro, “no hay ni qué recordarles que es un Clásico, no hay que repetirles nada; es tratar de ganarlo y ya, porque los Clásicos se hicieron para ganar”.

Recordó el charrúa que cuando él salía a jugar un Clásico sentía mucha ansiedad, “porque todos los jugadores se vuelven ansiosos antes de un partido tan importante como es este”.

Asimismo, sobre el hecho de que, al jugar sin público,se escucha por televisión todo lo que se dice en la cancha, manifestó: “Eso es bueno para la gente, es como una enseñanza para ellos; que se den cuenta de todo lo que se maneja en una cancha de juego y el estrés que se maneja en un partido”.

JAVIER ‘ZULLY’ LEDESMA

Javier Ledesma, exarquero del Guadalajara y campeón bajo las órdenes de Alberto Guerra en la Temporada 86-87, no dudó al señalar que “son partidos especiales, como siempre. Yo creo que vamos a ver un buen partido, pese a que se jugará sin gente. Sí, esto le da otro saborcito a los clásicos, a los partidos normales, pero independientemente de todo, por la importancia de un partido como este, los jugadores están conscientes, lo saben perfectamente, saben a qué juegan”.

Sostuvo que “en este tipo de partidos no piensas en el ego, así que no tiene nada qué ver esto con el hecho de que no haya gente en el Azteca; piensas en que no te puedan superar, primeramente, piensas en la alegría que le vas a dar a tus aficionados si sales con el triunfo. Jugar con aficionados es un aliciente, pero de eso a que sirva de decepción o de motivación para los jugadores, yo creo que no tiene nada que ver”.

Asimismo, afirmó el ‘Zully’ que el resultado siempre es importante en este tipo de partidos: “Si el marcador es adverso, pues ¡hijole, no sabes ni dónde meterte! Vas en la calle... en mi caso de repente iba al tianguis de Santa Tere, del barrio donde yo soy, y la gente no me lo decía directamente, sino que pasaba y nada más escuchaba: ‘¡Huy, otra vez volvieron a perder! ¡Huy, cómo se te fue ese gol!’. Ese tipo de comentarios que, la verdad, eran muy incómodos”.

ENRIQUE BORJA

Enrique Borja vistió las camisetas del América y de los Pumas en diferentes épocas de su carrera como delantero; en 1962 debutó con los felinos y en 1969 pasó a los azulcremas.

Explicó Borja que al jugarse sin aficionados, “será completamente parejo para los dos equipos. En lo que afecta, es en que algún jugador pudiera no estar apto para alinear por la pandemia, pero por otro lado, cuando tú sales a este tipo de partidos, lo haces con la mentalidad de dar tu mejor juego, con público o sin público”.

“No hay que olvidar que estará la gente que lo va a ver por televisión; entonces, los jugadores deben tener la misma mentalidad, los mismos deseos de ganar, porque es Chivas contra América. No se llama ‘Clásico’ por llamarse ‘Clásico’, sino porque realmente debe significar en los jugadores, en los técnicos, en los directivos, pero principalmente en las aficiones de ambos equipos, una pasión; eso es el clásico, el hecho de no querer perder, independientemente de cómo vayas en la tabla”.

Añadió Enrique Borja que “la única diferencia ahora, es que no habrá gente, pero te tienes que adaptar y salir con la misma mentalidad, esa es tu obligación. Debes estar consciente que hay muchísima gente que está viendo el partido y, en la cancha, la motivación tiene que ser en todos los aspectos, principalmente por el equipo donde estás y lógicamente, tienes que poner todo lo que está de tu parte para ganar ese partido”.

EDUARDO DE LA TORRE

El ‘Yayo’ de la Torre, quien en su etapa como futbolista se desempeñó como centro delantero y fue parte del Chivas campeón de la Temporada 86-87, afirmó: “No beneficia jugar sin público, eso es indiscutible. No es lo mismo jugar con esa sensación del jugador, de responder ante el apoyo, o ante el rechazo de un estadio lleno, de un estadio que vibra en ese tipo de partidos como ninguno en México”.

“A mí nunca me tocó jugar en un estadio sin gente, y no me lo imagino. Jugar con público y más en esta clase de partidos, es un ingrediente básico, esencial, y bueno, los protagonistas tendrán que lidiar con eso”.

Sobre cómo se imagina el Clásico en el Azteca sin gente, respondió el ‘Yayo’ de la Torre: “Me imagino que los jugadores van a tener que sacar sus motivos personales para animarse más. Si de por sí, al jugar sin público en cualquier partido tienes que mostrar una disposición diferente, ahora en Clásico, todavía más. Creo que le va a faltar la emoción y será un clásico más frío, me imagino”.

“Después, viene una afectación también para el televidente, porque parte de la magia de ese partido es también jugar ante la gente y observar las reacciones, los apoyos para un equipo y otro”.

Por último, explicó Eduardo de la Torre que el árbitro podría tener menos presión al desempeñarse en un estadio vacío: “Creo que es hasta sensato pensarlo de esa manera, que cuando marca, no hay un rechazo generalizado o una exclamación que a él le haga sentir que se equivocó. Por otro lado, creo que la comunicación y la recepción de las palabras y las frases que se pueden decir en la cancha, podría tener un mayor impacto, porque el juez central escucha todo de una forma más clara, no nada más de los jugadores, sino también de las bancas”.

Ver noticia en ESPN: Fútbol Mexicano

Temas Relacionados: